Elegías de Duino (Rainer María Rilke)

¿Quién, si gritara yo, me escucharía en los celestes coros? Y si un ángel inopinadamente me ciñese contra su pecho, la fuerza de su ser me borraría; porque la belleza no es sino el nacimiento de lo terrible (…) (Primera elegía)

El Rey Lear, (W. Shakespeare)

«Mejor así, saberse despreciado que despreciado por igual pero adulado. Ser lo peor, la más baja y abyecta criatura de la fortuna, entra aún esperanza, vive sin miedo. El lamentable cambio parte de lo mejor, lo peor vuelve a la risa. Sé bienvenido, insustancial aire que abrazo, el infeliz que has arrojado al infierno nada […]